Estudios realizados por la Unión Industrial de Mendoza coinciden con los de su par nacional, la UIA, sobre las sombrías perspectivas y la necesaria ayuda

Los días 13, 14 y 15 de este mes, la Unión Industrial Argentina (UIA) llevó a cabo un trabajo de campo, donde se sondeó la situación de las empresas que nuclea la entidad. El objetivo mayor fue la exactitud de datos del Estado en la que se encuentra el sector industrial en el medio de la cuarentena que enfrenta la Argentina a la pandemia del coronavirus.

Los resultados señalaron fehacientemente que sobre más de 600 empresas de todo el país, las ventas cayeron en un 60% en alrededor del 72% de las mismas, que un 65% de ellas son de actividades no están exceptuadas y el 35% restante desempeñan tareas exceptuadas. Sobre estas últimas se abre un párrafo en el trabajo que dice, “que dentro de los exceptuados, hay sectores esenciales donde la producción y las ventas están condicionadas”.

El otro punto preocupante de la encuesta es que el 87% de las empresas tiene serias dificultades para pagar sueldos. En el detalle, un 64% delata que no podrá pagar los salarios y el 23% restante solo lo liquidará la mitad. El 80% de todas ellas no pueden acceder a créditos bancarios para solucionar el problema del pago de sueldos a sus empleados. De allí que las medidas anunciadas en las últimas horas por la administración de Alberto Fernández sean minuciosamente analizadas por este sector de la economía.

La radiografía de la UIA, que tuvo acceso El Ciudadano, coincide en un todo con el sondeo que hace unas semanas concretó la Unión Industria de Mendoza (UIM), aspecto que su titular, Mauricio Badaloni, confirmó en diálogo periodístico con nuestro diario: “Los datos que arrojó la encuesta que llevó adelante las UIA son muy similares a lo que hizo UIM en Mendoza. Ellos relevaron 610 compañías, mientras que nosotros lo hicimos sobre aproximadamente 130. En el trabajo nacional se destaca inmediatamente la imposibilidad de pagos en el mes de abril, constituyéndose en el dato más fuerte. Más allá de la clasificación que hace el sondeo por envergadura y empresas, todo muestra que el 80% de empresas argentinas no van a poder pagar en su totalidad los sueldos de abril”.Unión Industria de Mendoza Mauricio BadaloniMauricio Badaloni, titular de la Unión Industria de Mendoza.

–¿Qué pasó con los créditos de emergencia ofrecidos?

–El otro tema que señala el sondeo es cómo se truncan las facilidades para que el sector pueda conseguir créditos a tasas del 24%, aunque en las últimas horas salió una nueva normativa que la estamos estudiando en todo el país, pero es evidente que el momento es muy grave y totalmente desfavorable para el sector privado.

–¿De qué sirve el trabajo de la UIA?

–El material de la UIA sirve como contundente evidencia de los que está pasando con la pandemia en la economía argentina. Es indicarle al Gobierno que en esta situación estamos todos. Lo digo porque tras los anuncios que se han ido realizando en el medio de la cuarentena, nos damos cuenta que muchas medidas no fueron abarcativas y no nos incluye a todos. Se transforma en una gran dificultad y nos lleva a pensar que estamos en una negociación y nosotros no estamos en ninguna negociación, solo escuchando empleados todos los días que necesitan que le paguemos y sin saber lo que sucederá el próximo mes, es decir, que vivimos en un mar de incertidumbre, por lo que sería muy importante que en toda nueva medida que tome el Gobierno nacional que se reglamente correctamente y en forma abarcativa. Para todas las empresas que estamos registradas y financiando al Estado.

“No debe caer el empleo de mes de 12 millones de argentinos”

–¿Cómo analizan los empresarios la decisión del Gobierno de pagar sueldos de empleados?

–Con respecto al pago de salarios por parte del Estado, estamos viendo transformaciones que el REPRO ha tenido. Se ha llamado luego ATP y ahora será como un sueldo básico. De todas maneras deberemos esperar la instrumentación que refleje el próximo boletín oficial y las reuniones que se mantengan o con la CGT, o con cada gremio. Esto último porque todas las actividades tienen relación disímil con la pandemia, algunos operativos, otros a la mitad y otros paralizados con el peso de no saber para cuántos meses. El caso de la industria del turismo es más que lapidario

–¿Esta medida causará alivio empresario y a los trabajadores?

–Como empresario y habitante de este país, le puedo afirmar que es muy importante leer y ver lo que está pasado hoy en el mundo. Es lo que Argentina debe hacer con pasos muy similares, porque lo que hay que cuidar es el resguardo de que el país no tenga menos de los 12.500.000 trabajadores en blanco y que Mendoza no baje de los 250.000 empleados registrados, por lo que si las medidas que asuma el Gobierno nacional apuntan a eso, son muy buenas y oportunas. De igual modo queremos verlas implementadas para comprobar si son abarcativas y no puntuales como en otras, donde muchas empresas quedan fuera de esos beneficios que hoy se hacen más que necesarios, que lleguen a todos.