La medida de fuerza podría iniciar en el transcurso de este sábado. También prevén no traer más mercadería a San Luis como una forma de rechazo a las medidas dispuestas por el Gobierno.

Propietarios y choferes de camiones de distintas localidades se encuentran en estado de alerta analizando la posibilidad de iniciar un paro durante esta tarde. El reclamo se debe a los nuevos procedimientos de carga y descarga que implementó el Gobierno provincial por la pandemia.

En Villa Mercedes, los conductores están reunidos en la planta de Glucovil esta mañana aguardando la llegada de quienes aún se encuentran en viaje. “La idea que hemos formado entre todos es no mover más vehículo”, reveló uno de ellos, Ariel Policino.

En declaraciones a El Chorrillero, el transportista explicó que la medida se aplicará en toda la provincia por los protocolos que entraron en vigencia en las últimas horas.

“Estuvimos días trabajando en este protocolo, mantuvimos mucho diálogo con el sector de camioneros y llegamos a un común acuerdo”, sostuvo el gobernador Alberto Rodríguez Saá en el reporte de este viernes.

Sin embargo, en las horas anteriores Policino había contado que fueron recibidos el lunes pasado por el Comité de Crisis donde hicieron sus reclamos. “Se comprometieron a tomarse unos días para luego sacar un informe, pero no pasó. Le buscamos por todos los medios una solución y nos pagan con traición”, cuestionó el empresario.

Ante este malestar, insistió que “la idea es no mover ningún camión y no traer más mercadería”.

“Aún no sé a partir de que ahora vamos hacer el paro porque es una organización muy grande con los choferes que están en ruta y están llegando. Cada camión quedará parado en su empresa o su casa o el lugar que tenga”, detalló.

La norma prevé que los conductores que ingresen a San Luis sin tener el análisis negativo de COVID-19, deberán dirigirse a los puntos de descarga establecidos: el Autódromo Rosendo Hernández o la Zona de Actividades Logísticas (Zal) en Villa Mercedes.

Podrán permanecer durante 24 horas en la zona de transferencia si desea volver a salir, pero si quiere quedarse en la provincia debe realizar la cuarentena de 14 días en el lugar destinado por las autoridades sanitarias locales.

“La ZAL está colapsada, están haciendo controles policiales. Hay malestar en los choferes de afuera que tienen que desinfectar para irse”, señaló Policino.

Fuente: El Chorrilero San Luis.