El relato de una testigo que debió esperar varias horas para hacer pocos kilómetros en provincia cuyana

Este domingo, personas que ingresaron a la provincia de San Luis a las 8 de la mañana, desde Mendoza, y que iban con destino a otras provincias tardaron ocho horas en llegar a Justo Daract, el límite con Córdoba; cuando la distancia a recorrer es de 210 kilómetros.

Se trata de aquellos que regresaban a sus lugares de origen o que iban en búsqueda de familiares que quedaron varados dentro del país en medio de la cuarentena impuesta por el Gobierno nacional.

Según contó una lectora de El Ciudadano, alrededor de 30 vehículos esperaron dos horas en Desaguadero hasta que se inició un operativo de encapsulado con destino a esa localidad,  la única salida posible hacia el resto del país porque San Luis mantiene cerrado el resto de sus rutas.

«Cada 20 o 30 kilómetros debíamos parar al costado del camino hasta que llegara un móvil policial de relevo que nos permitiera continuar el viaje», contó.cola de autos en la rutaMomentos de tensión en la ruta.

Luego de cuatro paradas, y a 50 kilómetros de Villa Mercedes, los hicieron esperar más de dos horas hasta que al primer grupo de encapsulados se le unieron otros dos. En ese momento perdieron la calma y cortaron la ruta con la intención de que un juez federal llegara al lugar y se enterara de la situación.

Según el relato, el corte fue de pocos minutos porque otra parte del grupo instó a continuar el viaje y todos se unieron a la caravana hasta cruzar a Córdoba.

Entre los viajeros había personas que salieron del sur mendocino hacia Córdoba en búsqueda de sus hijos o padres, otros que debían llegar a Misiones y regresar a Neuquén también en un «rescate» de familiares varados.

La demora de ocho horas hizo desistir a varios, que por tener la obligación nacional de viajar solos consideraron que no iban a llegar a salvo a destino después de perder tiempo y acumular cansancio; por lo que por temor a tener un accidente decidieron regresar con llanto y bronca a Mendoza.

Recordemos que el permiso nacional no tuvo en cuenta la figura del conductor sustituto para garantizar la llegada a destino de quienes emprendieron viajes de ida y vuelta de más de 2000 kilómetros por tramo y a realizar en un máximo de 48 horas en total.

Loading video

Algunos de los que debían llegar a ciudades de la Costa Atlántica al anochecer, para retornar, solo con algunas horas de descanso a la madrugada; decidieron dormir en localidades previas para garantizar su seguridad en la ruta.

«Fue peor la espera para quienes intentaban llegar de Buenos Aires a Mendoza, hay viajeros que denuncian 12 horas de espera en San Luis», relató la mujer.

Además contó que el resto de las provincias y sus controles policiales acompañaron esta situación excepcional y «con la tarea bien cumplida permiten que las personas, que estuvieron y están en una situación de estrés desde hace un mes, puedan continuar su camino sin mayores complicaciones que cumplir con la normativa establecida para la circulación y para la prevención del COVID-19«.

«No tiene sentido el encapsulamiento si solo se puede transitar de Desaguadero a Justo Daract y viceversa. Si solo está habilitada la Ruta 7, con custodiar las entradas a sus diversas localidades basta para garantizar un tránsito fluido sin riesgos de desvíos», explicó a El Ciudadano.

«No tiene sentido dejar en espera por tanto tiempo a personas que intentan mantener la distancia social pero después se bajan de sus autos a charlar con los otros conductores y luego están uno al lado del otro en el intento de cortar una ruta para llamar la atención de un juez que garantice el cumplimiento de un permiso otorgado por la Nación de la que San Luis es parte», dijo enojada.

Aunque hizo mención a la tarea del personal policial puntano, como el Córdoba y La Pampa, «es solidario, cálido y servicial».

«Qué pena que los policías de San Luis hagan bien su trabajo y su gobierno los exponga a estos desorganizados operativos. Porque no les vale arriesgar su salud ni su integridad por alguien que les ordena desde lejos retener a personas que viajan con un tiempo máximo de circulación a los lugares más remotos del país», finalizó.

Recordemos que los peajes de todas las rutas del país están liberados, excepto los de San Luis.

Fuente: https://www.ciudadanodiario.com.ar/